7 razones para correr por las mañanas

 In Tips
Por Yadira Rovira
TT @LaLolaRovira

Correr a cualquier hora es algo para aplaudirse, sobre todo con el ritmo de vida que llevamos, pues lo que menos sobra es tiempo para hacer actividades que nos guste. Y aunque ejercitarte a cualquier hora es bueno, correr por las mañanas es mucho mejor pues tiene muchas ventajas tanto para la salud como para tener tiempo extra por la tarde.

 

1.- Comenzarás mejor el día

Correr por las mañanas te ayuda a esta más relajado y por ende, a tomar decisiones más acertadas y claras.

2.- Tendrás más energía

Sentirás que el día te rinde el doble y serás imparable. Tu productividad incrementará en cualquier actividad o trabajo que hagas, pues correr te llena de energía. Llegarás al trabajo más animado y con la mente más oxigenada lo que te ayudará a tomar mejores decisiones y ser más creativo.

3.- Estarás de mejor humor

Gracias a todas las endorfinas que liberarás durante tus carreras, estarás con una sonrisa de oreja a oreja por doquier. Correr combate la depresión y si eres mujer, también ayuda contra el Síndrome Pre-menstrual, lo que aliviará el dolor y te ayudará a controlar tu mal humor o tu sensibilidad en esos días.

4. Terminarás tu rutina de inmediato

Al salir del trabajo exhausto, ir a hacer ejercicio puede resultar todo un martirio. La probabilidad de que termines el entrenamiento completo después de otra actividad es menor. Además de que siempre tendrás un pretexto para no ir. Por si fuera poco, en las mañanas estarás con mayor ánimo de terminar rápido y sin saltarte ningún ejercicio, así que a ponerse las pilas o adelantar el despertador.

5. Te olvidarás de las siestas y dormirás más temprano

No tendrás esa ansiedad por descansar un rato por las tardes, al contrario, con tanta energía llegarás directo a dormir. Tu horario será constante y no te desvelarás sin razón alguna.

6. Comerás mejor y saludable

Cuando corres por las mañanas, lo que menos deseas es arruinar el trabajo hecho con comida chatarra. Serás mucho más organizado con tus comidas ya que tu  cuerpo lo pedirá, pero sobre todo, te obligará a ser más cuidadoso con lo que te llevas a la boca.

7. Tendrás más confianza en ti

Después de ejercitarte y comer un desayuno saludable, el espejo te sonreirá. Tendrás mucha más confianza en ponerte cualquier prenda y te animarás a usar ropa que jamás imaginaste.

 

Articulo tomado de
byrunners .com
Recent Posts

Dejar un comentario

0